martes, 24 de abril de 2012

Dar


Cada vez que me llega el desglose de mi salario, me cuesta mucho no enojarme cuando veo lo que pago por la CCSS. ¿A quién no le ha sucedido esto?

Hoy me tocó estar esperando en la sala de emergencias del Hospital de Niños, fundado por el Doctor Carlos Sáenz Herrera (foto). Vi cinco niños recién nacidos entrando por esa puerta y me recordé a mi mismo de que yo estaba colaborando, indirectamente, para que esos ellos fueran atendidos. Me sentí satisfecho.

El día de hoy doy gracias a ustedes de parte de mi familia. Yo y varios miembros de la misma hemos sido beneficiados del esfuerzo que todos hacemos.

Dar sin ninguna expectativa de recibir algo a cambio, se convierte en un acto mucho mas puro, mas satisfactorio. Muy frecuentemente damos porque esperamos recibir algo de igual medida a cambio – o por lo menos obtener algún tipo de gratitud o reconocimiento por nuestros esfuerzos. Es difícil pensar en otra dinámica pues en esta sociedad de hoy en día, todo se basa en eso. Pero la próxima vez que recibas el desglose del salario, tratá de olvidarte de esa necesidad y solamente dá.